Revista de
enfermedades
infecciosas en Pediatría

Publicación reconocida por la Sociedad Mexicana de Pediatría A.C.










     


Breves en infectología

Infección mortal por E. coli resistente se asocia con trasplante de microbiota fecal

8 de junio de 2020


El trasplante de microbiota fecal (fecal microbiota transplant, FMT por sus siglas en inglés) consiste en la administración de microorganismos intestinales de un donante sano a un receptor, con la intención de modificar el microbioma intestinal de este último. El FMT es un tratamiento emergente para la infección recurrente o refractaria por Clostridioides difficile y, hasta ahora, los ensayos aleatorizados, controlados y los metaanálisis han respaldado la seguridad y la eficacia de este procedimiento.
Pese a que los estudios clínicos que dieron lugar a la aprobación por la FDA no informaron ningún efecto adverso grave o transmisión de la infección, en cuatro informes de caso se describió bacteriemia por Gram negativos después del FMT.
Recientemente, DeFilipp y cols. describieron a dos pacientes en quienes se produjo bacteriemia por Escherichia coli productora de betalactamasa de espectro extendido después de haber recibido FMT en dos ensayos clínicos independientes; ambos casos se vincularon al mismo donante de heces mediante secuenciación genómica. Uno de los pacientes falleció, de acuerdo con un informe publicado en versión digital el 5 de octubre de 2019 en el New England Journal of Medicine. Estos casos de bacteriemia se presentaron junto con neumonía asociada con la ventilación mecánica, enfermedad de Crohn, megacolon tóxico y neumonía por broncoaspiración. Los dos pacientes recibieron cápsulas congeladas de FMT del mismo donador y los síntomas de infección comenzaron cinco días después del trasplante. Los investigadores secuenciaron todos los genomas y compararon los patrones de marcador de polimorfismo de un solo nucleótido en E. coli de la circulación sanguínea de los dos pacientes y las heces del donador.
Los investigadores puntualizan que las heces introducidas pudieron haber reducido el arsenal de genes de resistencia al antibiótico en los microbiomas de los receptores, pues individuos sanos tienden a tener menos de ellos, e individuos que albergan C. difficile tienden a tener más. Otra fuente de vulnerabilidad pudo haber sido la selección inadvertida de microorganismos resistentes por el uso de profilaxis con antibiótico poco antes del trasplante. Finalmente, cabe la posibilidad de que estudios previos hayan subestimado el riesgo de infección, pues los métodos estándar para comparar la resistencia al antibiótico podrían no haber sido tan potentes como la secuenciación del genoma para detectar equivalencias exactas entre las heces del donador y la sangre de los receptores.
Ante estos hallazgos, se recomienda que médicos y pacientes valoren muy bien los riesgos y beneficios del FMT. Minimizar el riesgo de infección por esta causa implicaría mejor concordancia entre receptores y donadores, y mejor definición del producto, más que solo empacarlo en cápsulas sin adoptar una estrategia individualizada.
Fuente:
Fuentes:
• DeFilipp Z, Bloom PP, Torres-Soto M, et al. Drug-resistant E. coli bacteremia transmitted by fecal microbiota transplant. N Engl J Med 2019;381(21):2043-50.